La fibromialgia, cuando todo es dolor

Fibromialgia, cuando casi todo estímulo se convierte en dolor

La fibromialgia es una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son. Alrededor de 1.300.000 personas padecen fibromialgia en España. No tiene curación definitiva: el objetivo es mejorar el dolor y tratar los síntomas.

La fibromialgia es un síndrome de origen desconocido que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos). Este dolor se parece al originado en las articulaciones pero no es una enfermedad articular. La fibromialgia es una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son.

Además, puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas, y sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies; también pueden notarse hormigueos. De modo que es una patología que puede limitar la actividad laboral y afectar al desarrollo de actividades en la vida diaria. Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), la fibromialgia afecta en España a al menos 1.300.000 personas. El médico adjunto de la unidad de Gestión Clínica de Reumatología del Hospital Regional Universitario Carlos Haya, el doctor Antonio Ponce, denuncia el escaso reconocimiento de la enfermedad por parte del profesional médico. Bajo su punto de vista, "aún queda un largo camino por recorrer en la fibromialgia", ya que, añade, habría que mejorar algunos aspectos fundamentales en los que respecta al médico y al paciente. Desde el médico, destaca que "debe tener una mayor predisposición a la hora de reconocer la enfermedad e investigar más sobre la misma", mientras que desde el paciente "es necesario un mayor reconocimiento social de una enfermedad invisible y asumir el drama personal, familiar y socio laboral, así como el resto de limitaciones que provoca la fibromialgia". Causas y consecuencias La aparición de la fibromialgia puede darse sin causa aparente, aunque a veces comienza después de procesos identificables que parecen desencadenarla como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil o en otros casos aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida (artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc).

Por el momento, la enfermedad no tiene curación definitiva, por lo tanto el objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes, para conseguir una gran mejoría en la calidad de vida de la persona con fibromialgia. Pero la situación ha mejorado en los últimos años. “Disponemos de nuevas alternativas terapéuticas en el tratamiento del dolor como analgésicos o antidepresivos que intentan modular la vía ascendente del dolor y potenciar las vías descendentes, aunque no disponemos en Europa de tratamientos específicos para el tratamiento de la fibromialgia", asegura Ponce.


Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/2137239/0/fibromialgia/dolor-articulaciones/causas-consecuencias/

 

Flag Counter